• La bursitis de cadera, síntomas y ejercicios caseros

  • La bursitis es la inflamación o irritación de unas bolsas llenas de líquido, llamadas bursas, que se localizan en algunos lugares donde hay puntos de roce, como los músculos, los tendones o los huesos.

    La misión de estas bolsas es ayudar al movimiento de las articulaciones y evitar fricciones entre ellas.
      Hay bursas por todo el cuerpo humano. De hecho, se calcula que existen más de 150, aunque la bursitis se manifiesta, sobre todo, en los hombros, rodillas, caderas, pelvis, codos, muñecas, dedos de los pies y talones, es decir, aquellas zonas donde el movimiento articular es más repetitivo diariamente.

    Causas

    Aunque en mucha ocasiones se desconocen los orígenes de la enfermedad, la causa principal de la bursitis es el uso excesivo de una articulación. La repetición diaria del mismo movimiento o realizar un sobreesfuerzo en las articulaciones puede provocar la aparición de la bursitis.

    Además de la sobrecarga, la bursistis puede aparecer tras sufrir un traumatismo, tener una infección o como consecuencia de tener otras enfermedades, como gota o artritis reumatoideo.

    La bursitis de cadera puede afectar a cualquier persona pero es más común en mujeres y personas de mediana edad y ancianos.

    Los siguientes factores de riesgo han sido vinculados con el desarrollo de bursitis de cadera.

      • Lesión por sobrecarga repetitiva (uso excesivo).Esto puede ocurrir cuando corre, sube escaleras, anda en bicicleta o permanece de pie durante largos periodos de tiempo.
      • Lesión de la cadera.Una lesión en un punto de su cadera puede ocurrir cuando se cae sobre la cadera.
      • Enfermedad de columna.Esto incluye escoliosis, artritis de la columna lumbar (baja) y otros problemas de columna.
      • Dismetria de las piernas.Cuando una pierna es significativamente más corta que la otra, afecta la manera que de caminar y puede llevar a irritación de la bolsa de una cadera.
      • Artritis reumatoide.Esto aumenta la probabilidad de que la bolsa se inflame.
      • Cirugía anterior.La cirugía alrededor de la cadera o los implantes protésicos en la cadera pueden irritar la bolsa sinovial y causar bursitis.
      • Espolones óseos o depósitos de calcio.Estos pueden desarrollarse en los tendones que unen los músculos al trocánter. Pueden irritar la bolsa y causar inflamación.

    Síntomas

    La bursitis se caracteriza por el dolor y/o la incapacidad para realizar ciertos ejercicios o movimientos habituales en la vida diaria.Los síntomas variarán dependiendo de la zona del cuerpo que esté afectada. Los más comunes son:

      • Dolor en la articulación de la cadera que también se puede sentir fuera del muslo.
      • Dolor que es punzante o intenso al principio, pero puede volverse más un dolor continuo.
      • Dificultad para caminar.
      • Rigidez de las articulaciones.
      • Inflamación y calor de la articulación de la cadera.
      • Sensación de atrapamiento o chasquido.

    También es posible que observe el dolor más cuando:

    • Se levanta de la silla o de la cama.
    • Está sentado durante un largo perido.
    • Sube las escaleras.
    • Duerme o se acuesta sobre el lado afectado.

    Tratamiento

    Generalmente se indica el reposo moderado durante unos 10-15 días y eliminar o modificar las posibles causas que pueden haber provocado este problema. Se recomienda iniciar tratamiento con Antinflamatorios no esteroideos ( siempre pautados por un medico), para disminuir el dolor e inflamación de forma progresiva, pudiendo ser necesarias pautas continuadas durante varias semanas.
    Es muy importante Iniciar un programa de estiramientos y fortalecimiento específico, sobre todo de la región de la banda iliotibial o tensor de la fascia lata, con el fin de disminuir la sobrecarga en la bursa y prevenir la persistencia o reaparición del problema.( ver ejercicios más adelante ).

    Los tratamientos complementarios se enfocan sobre todo a la disminución de la inflamación de la bolsa serosa inflamada y a la realización de estiramientos y ejercicios que consigan reequilibrar progresivamente el balance articular de la cadera y disminuir la fricción en la zona.

    Entre los tratamientos rehabilitadores más utilizados se encuentran crioterapia ,electroterapia, terapia magnética y diferentes protocolos específicos de tratamiento.

    A continuación incluimos una serie de ejercicios específicos para la bursitis de cadera, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas profesionales para el cuidado y mejora de tus dolencias.

    ESTIRAMIENTOS DE GLÚTEOS

     Hay que repetir las posturas que os enseñamos de nuestro instructor Roberto en sesiones de 15-20 segundos intercalando cada vez una pierna diferente.

    ESTIRAMIENTOS DE TENSOR FASCIA LATA

    Para esta posición realizaremos 3 sesiones de 15-20 segundos manteniendo la postura. Cambiando de derecha a izquierda. 15-20 segundos hacia la derecha y 15-20 segundos hacia la izquierda, descanso de 30-45 segundos y repetición.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies