• Pilates durante el Embarazo

  • Clínicas de Fisioterapia Praxia

     

    En la Clínica Praxia, llevamos más de 7 años intentando reunir a los mejores profesionales de cada sector,  para que cualquier patología sea tratada de la mejor manera y más efectiva posible.

    Por eso, seguimos formando a nuestros profesionales con nuevas técnicas e invirtiendo en nuevas máquinas de diagnóstico y tratamiento, centrándonos en la política de que nuestros servicios estén al alcance de cualquier bolsillo.

  • PILATES DURANTE EL EMBARAZO.

     

    Durante el período de gestación, el organismo de la mujer experimenta un proceso biológico de adaptación en el que se producen grandes cambios anatómicos y fisiológicos.

    Entre ellos se producen cambios posturales que pueden producir diferentes malestares y un desalineamiento general del cuerpo, lo que puede ocasionar dolor y molestias (principalmente en la zona lumbar), rigidez muscular, falta de aliento y disminución de la energía.

    Puesto que a medida que el útero y el bebé van creciendo y aumenta el peso, los músculos abdominales se ven obligados a trabajar más duramente para mantener la posición. Es por esta razón que los músculos del abdomen, y en especial el transverso abdominal, son esenciales para el mantenimiento de una correcta inclinación pélvica.

    Una de las formas de aliviar estos síntomas, mantener una postura adecuada y recuperar la forma física previa al embarazo, es practicar el método Pilates. Este método, ejecutado debidamente (antes, durante y después del embarazo) junto con un buen control-corrección por parte del fisioterapeuta, hará que los objetivos se logren.

     

    BENEFICIOS DEL PILATES DURANTE EL EMBARAZO

     

    Dentro de los beneficios que este método nos ofrece durante la etapa del embarazo encontramos los siguientes:

    • Fortalecimiento del suelo pélvico
      Durante el embarazo, y sobretodo durante el parto vaginal, esta musculatura queda muy debilitada provocando problemas de desestabilización de la pelvis, la columna e incontinencia urinaria entre otros.
      Teniendo un suelo pélvico fuerte y de otro lado ayudamos en el proceso del parto y a evitar problemas posteriores.
      El suelo pélvico tiene tres funciones: soporte, contracción y relajación. Después de un parto vaginal, los músculos del periné están debilitados y no pueden ejercer su función incluso hasta después de 2 meses de haber dado a luz.
      Esta debilidad origina incontinencia urinaria y/o fecal y en ocasiones prolapsos de los órganos de la pelvis. Por ello es importante reeducar a la mamá a ser consciente de esta musculatura.
    • Mejora la respiración
      Mejora de la mecánica respiratoria y, con ellos, la oxigenación de los tejidos y del bebé.
    • Previene el dolor de espalda
      El método Pilates previene estos dolores ya que fortalece suavemente y de forma dirigida la zona abdominal, se realizar ejercicios de movilización de columna para mantener su flexibilidad, se fortalecen los músculos posturales y músculos que evitan que la columna se lesione.
    • Recuperación de la estabilidad de la pelvis mediante la recuperación del equilibrio muscular.
    • Fortalece la pared abdominal, es que muy importante para:

    – Mantener en buena forma el aumento del tamaño del vientre.

    – Aumentar la fuerza expulsiva durante el parto.

    – Disminuir la hiperlordosis lumbar.

    – Prevenir la diástasis de los rectos abdominales (separación anormal de la pared abdominal).

    – Además, produce los beneficios propios de cualquier actividad física:

    Aumenta la resistencia, fuerza y flexibilidad.

     

    • Fortalece el sistema cardiovascular, que ayuda a conciliar el sueño, levante la autoestima, ayuda a disminuir el colesterol y es un bálsamo de situaciones de estrés y depresión.

     

     

     

    En resumen, practicando el método Pilates estaremos ayudando a acondicionar el cuerpo durante el embarazo y prepararlo para el parto mediante el fortalecimiento de la musculatura, la disminución de la retención de líquidos (principalmente con los ejercicios de piernas), fortaleceremos la espalda, mejoraremos la postura y prevendremos y eliminaremos tensiones que puedan causar dolor y cambios en el estado anímico.

    En el caso del post-parto, recuperaremos el equilibrio corporal y la figura, logrando acelerar el proceso de recuperación.

     

     

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies